Hachiko fue un perro de la raza Akita Inu que nació el 10 de noviembre de 1923 en la ciudad de Odate (Japón). En 1924, Eisaburo Ueno, profesor de agricultura en la Universidad de Tokio, adoptó a Hachiko como su gran amigo.

Hachiko - doggyclubmadrid
  • facebook
  • twitter

 

 

Hachiko estaba destinado realmente a la hija del profesor, pero ella abandonó pronto la casa familiar al quedar embarazada y casarse. El profesor ya se había encariñado enormemente con el perro al que realmente adoraba, por lo que finalmente decidió quedárselo.

Hachi se despedía todos los días desde la puerta principal cuando el profesor se iba al trabajo, y le iba a esperar al final del día a la estación. Este hecho no pasó desapercibido ni por las personas que pasaban por la zona, ni por los dueños de los comercios cercanos, y todos llegaron a apreciar el vínculo que se estableció entre el perro y el profesor. Cada día, Hachiko lo esperaba en la puerta de la estación de Shibuya para darle la bienvenida al final del día. Dicha espera, continuó sin interrupciones hasta el 21 de mayo de 1925, cuando el profesor no regresó al sufrir una hemorragia cerebral que la causó la muerte mientras impartía clases en la Universidad de Tokio. Pero Hachiko se quedó en su sitio, esperándole.

Hachiko - doggyclubmadrid
  • facebook
  • twitter

Primero fueron unos días, luego meses y finalmente años, en los que Hachi seguía acudiendo fielmente a la misma hora a esperar al profesor. Le daba igual el frío, la lluvia, el calor o la nieve, el seguía esperando encontrarse con su amigo.

Esto conmovió a todos los que lo rodeaban y empezaron a llamarle el perro fiel. Estas mismas personas se ocuparon de cuidar y alimentar a Hachi durante todos estos años. En abril de 1934 se colocó una estatua de bronce en su honor en la estación de Shibuya. El propio Hachiko, estuvo presente el día que se inauguró la estatua. Fue reutilizada a causa de la Segunda Guerra Mundial, pero se levantó otra en agosto de 1947, y actualmente sigue allí y es punto de encuentro muy popular.

 

El 8 de marzo de 1935, Hachiko murió de filariasis. Encontraron su cuerpo frente a la estación de Shibuya, donde llevaba 9 años esperando a su amigo. Sus restos fueron depositados en una caseta de piedra que fue construida especialmente para guardarlos al pie de la tumba del profesor Ueno en el cementerio de Aoyama.

Cada año, el 8 de marzo se recuerda a Hachiko en la plaza frente a la estación.

Hachiko - doggyclubmadrid
  • facebook
  • twitter

Esta es la historia de un perro que demostró una lealtad fuera de lo común, acudiendo cada día, durante casi diez años, a esperar a su amigo.

Pin It on Pinterest

Share This